Gobierno y Política

Presupuesto del Huila se dictará por decreto

Un error de procedimiento echó al traste varios meses de discusiones, cambios y modificaciones. Gobierno Departamental podrá aplicar la denominada “dictadura fiscal”. Molestia entre los diputados que responsabilizan de la falla a la presidenta de la Corporación.

GOBIERNO Y POLÍTICA

Muy molestos con la presidenta de la Asamblea del Huila, Karol Ortigoza, están el grueso de los diputados del departamento del Huila, luego de que por fallas procedimentales se hundiera la aprobación del proyecto de ordenanza para la vigencia fiscal de 2021 aforado en más de 580 mil millones de pesos.

Según ha logrado trascender, la sesión del pasado lunes festivo 16 de noviembre debió levantarse antes de la media noche, una vez la plenaria de la Corporación aprobó la iniciativa, hecho que finalmente se presentó la madrugada del martes, pasados cinco minutos de la media noche, lo que dejaba sin piso lo actuado por los miembros de la Duma y en consecuencia provocando el hundimiento del proyecto más importante del actual periodo de sesiones.

Asamblea del Huila

Varios diputados consultados por Gobierno y Política dijeron que la falta de experiencia de la presidenta de la Corporación les pasó factura y por ello se configura un error de procedimiento que anula lo actuado y en consecuencia el único camino a seguir será el de dictar por decreto el presupuesto presentado por el Gobierno Departamental.

“No tenemos otro camino. Aclaro que no se ha tratado de una posición de mala voluntad de los diputados. Evidentemente se presentó una falla al no levantar la sesión, una vez se aprobó el proyecto de presupuesto y ello lleva a que la competencia para su aprobación quede en manos del señor Gobernador”, explicó el diputado Armando Acuña Molina.

Otro diputado consultado por este medio de comunicación no ocultó su molestia por lo sucedido, dijo que toda la responsabilidad recae sobre la presidenta de la Corporación, quien evidenció inexperiencia para el manejo de este tipo de coyunturas, a lo que se suma la demora para presentar los órdenes del día y el cambio reiterado de las horas de las sesiones.

Diputada Karol Ortigoza – Presidente de la Asamblea del Huila

“Este es el producto de la inexperiencia de la presidenta. Esto no debió pasar. Es un hecho insólito que se hundiera el proyecto de presupuesto por no terminar la sesión del pasado lunes antes de la media noche. El proyecto tenía todo nuestro visto bueno, estaba ceñido a lo legal, le habíamos incluido importantes modificaciones, incluso se habían negado varias facultades al Gobierno Departamental y ahora todo ese trabajo se perdió”, manifestó otro de los diputados que pidió mantener su nombre en reserva

Dictadura fiscal

Técnicamente el gobierno departamental con lo ocurrido queda facultado para que mediante un decreto con fuerza de ordenanza subsane la situación y en consecuencia dicte el presupuesto para su correspondiente ejecución el próximo año.

“Podemos decir que tendremos dictadura fiscal. El Gobierno decretará el presupuesto tal y como lo presentó a la Asamblea del Huila, sin tener en cuenta los cambios, las modificaciones y ajustes que se le hicieron durante los dos primeros debates. Nada de lo que hicimos tiene validez, esa es la verdad. También para corregir esta situación, el Gobierno deberá presentar una o varias ordenanzas que le permitan hacer adiciones y si a bien lo tiene considerar los cambios que en su momento propuso la comisión de presupuesto de la Corporación”, señaló otro diputado.

Molestias

Luego de dialogar con varios miembros de la Corporación quedaron en evidencia inconformismos y molestias con la presidenta de la Corporación Karol Ortigoza, de quien aseguran ha manejado su cargo desconociendo su papel como vocera e integradora de la Duma.

“Las molestias vienen desde hace algún tiempo. Hay diferencias entre las integrantes de la mesa directiva, además fue necesario adelantar la elección de la mesa directiva del próximo año, porque querían romper los acuerdos y ella estaba promoviendo esa ruptura. Hemos tenido muchos inconvenientes para el desarrollo de las sesiones debido a los permanentes cambios de horario para sesionar y demoras en la entrega del orden día y ahora se presenta esta dificultad con el proyecto más importante de este periodo de sesiones. Los diputados estamos muy comprometidos en apoyar las iniciativas del ejecutivo, en eso no deben tener dudas, pero creo que hace falta más tacto, menos protagonismo y más trabajo en equipo para que la gestión que se viene haciendo resulte lo más exitosa posible”, dijo otro integrante de esa Corporación.

Diputado Armando Acuña

Al margen de estas molestias, el diputado Armando Acuña, aseguró que el único camino posible era hundir el proyecto, según su análisis haber seguido adelante con él e insistir en su aprobación le habría acarreado en el futuro cercano verdaderos dolores de cabeza al Gobierno Departamental.

“Si lo hubiéramos aprobado, tenga por seguro que al día siguiente estaban metiendo demandas y muy probablemente en plena ejecución del presupuesto habría generado mayores dificultades, Ante la situación el peor panorama era el hundimiento, votarlo negativamente. Ahora nos toca pensar y buscar salidas que le ayuden al Gobierno y a nosotros como diputados”, finalizó diciendo Acuña Molina.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *